“Crónica de un sueño conseguido” by Dr. Dolor

“Good job Jose, you are an ironman” era la frase que sonaba por las megafonias, mientras yo, un atleta popular, salía en las 4 pantallas de meta. Era la firma final a casi un año de duro trabajo, o el inicio de una serie de aventuras cada vez mas increíbles.

Echamos la vista atrás, a diciembre de 2013, cuando me inscribo a la prueba, realmente sin saber donde me meto, ya que a las espaldas llevo dos medias distancias sufriendo mas de la cuenta. Quedan algo mas de 9 meses para el gran dia y llega la segunda gran noticia. Vamos a ser papas por segunda vez!! Navidades redondas!!
Van pasando las semanas y van aumentando los entrenos, pasando pruebas cada vez mas exigentes y exprimiendo mi cuerpo y mi mente hasta limites que no conocia.
Cientos de madrugones, dias de frio, lluvia, viento, enfermedades, picaduras de abejas y calor, extremo calor en meses de carga. Nada ni nadie me para, puedo con todo y cada dia estoy mas fuerte y seguro de que voy a reventar la distancia.

image5
Hasta el 17 de agosto. El dia que me caigo de la bici entrenando y todo se fastidia. Salvo la vida de milagro gracias a los reflejos de la señora que conducia el coche que me seguia. Algo va mal, la doctora me insiste en poner puntos pero eso significa paron, a lo cual me niego. Pruebas y mas pruebas, pero se que algo va mal. Mi rodilla se ha llevado la peor parte, justo la lesionada, justo la que no tenia que recibir golpes.
El menisco roto me crea un dolor que no me permite correr. Quedan dos meses para la prueba y desde este dia hasta el final la carga que acumulo corriendo es menor a la distancia que tendre que correr en carrera. Miedo.
Cambio de planes, cambio de estrategia. Hay que potenciar la natacion y la bici y rezar en la carrera.
La carga final de esos dos sectores es extrema, llegando alguna semana a los 700 km de bicicleta o los 16.000 metros nadando.
Casi sin darme cuenta llega mitad de septiembre, llega el tappering del entreno y el niño que no nace!!! Ya veras que me quedo en tierra como se retrase mas de la cuenta!!
Con una semana de retraso nace, todo bien, y mi mente ya se traslada a Calella (siento no dar mas detalles y mostrar mas felicidad pero esto es la crónica de la carrera, no del nacimiento jejeje). Ahora que todo ha salido bien y de nuevo he vuelto a ser la persona mas feliz del mundo, llega la hora de la verdad. Viaje en tren y destino conseguido.
Tengo dos dias antes de la carrera libres, uno para nadar en el circuito y el otro para reconocer el de la bici.
El tiempo es maravilloso, no hay viento y sol todo el dia. Sensaciones buenas y muchas ganas de fiesta.
Las previsiones son de lluvia, por lo que cambio las ruedas de la bici a ultima hora antes de dejar las cosas.
Ahi se ve la magnitud de la prueba, la cantidad de bicis y controles que pasamos.
La noche antes sorprendentemente duermo de un tiron, de hecho me cuesta despertarme a desayunar.
El tiempo parece estable pero lo malo estaba por venir.
A las 6:45 se abre el cielo y la mayor manta de agua que podia caer cae, con aparato electrico importante.
A partir de aquí se empiezan a suceder momentos que no podré ni querré olvidar nunca. Llegar a la zona de transición a revisarlo todo. Estar junto a mi bici, de noche, lloviendo a mares, con frío y una soledad que no olvidaré. Es el primer momento que quiero tener a mi familia allí conmigo. Mentalmente esa manera de llover hace mas épica la novela, el final o el principio del libro se va a escribir con letras de oro.

image2
Llegamos a la carpa de inicio de carrera y nos avisan de un retraso del inicio de la prueba. Hasta que no haya un nuevo parte meteorológico no se tomara una decisión. Si la tormenta eléctrica continua se planteara hacer un duatlon con 20km corriendo, 180 de bici y 42,2 corriendo. Para mi una faena. Ademas justo en ese momento cae un rayo en mitad del circuito de natacion que ilumina la carpa por completo (estábamos a oscuras por apagones). La espera se hace eterna, pero finalmente la tormenta cesa y se hará la prueba completa.
Pasamos a cámaras de salida. Otro de los grandes recuerdos que me llevo. Entras en 4 camaras diferentes. La ultima, la de salida, entras a zona de gradas, llenas de gente. Una musica creada para la prueba, a 30 segundos de la salida se para y comienza a escucharse un latido de corazon… Hasta que suena la pistola. Brutal!!! Salgo a nadar bien posicionado y pronto empiezo a alcanzar triatletas del grupo que salio antes. Encuentro un grupo de 5/6 que va a buen ritmo y me uno a ellos. Los primeros 2000 metros pasan que ni me entero. Esta lloviendo y adoro nadar asi. Hay oleaje, y me gusta mas aun. Pero no contaba con algo (yo ni nadie) que me va a hacer perder tiempo. La tremenda lluvia ha llevado por el rio una cantidad de suciedad brutal y al pasar por la desembocadura encuentro barro, ramas, mucha suciedad que me hace ir mas pendiente de no herirme que de nadar. Son unos 500 metros que no se ve nada!!! Al final salgo del agua en 1:09, sabiendo que tengo minutos de mejora.
Transición rápida y a la bici, ya no llueve pero todo esta inundado!! La salida hasta la carretera se hace peligrosa, muchos resbalones y sustos. Ya en carretera nacional toca aplicar la técnica del martillo pilón. Hay sitios que los charcos, gravilla y barro me hacen aminorar pero las dos vueltas largas salen mas o menos parejas, a una media de 32km/h. La tercera es mucho mas corta e incluye la entrada al pueblo, sigue mojado y tengo que aminorar, pero consigo bajar de las 5:45 en la bici. Antes de las 7 horas ya estoy corriendo, solo queda una maratón!! La distancia mágica del atletismo. Una prueba que miles de personas intentan preparar y nunca llegan a completar. Es mi primera maratón y el momento es idílico… Hasta que empieza el dolor. Tengo fuera una persona con un voltaren esperando que se me puede dar la vida pero en el 10k aun no la veo!!… Media maraton y no aparece!!!! Vaya jodida suerte!!! En el km 22 (tras muchos km agonizando a 7:30) tomo mi ration (Solid Snake ha marcado mi adolescencia) y en pocos minutos adios dolor!!! Primer km en serio a 4:15, segundo a 4:20… Pero las patas ya no estan para eso, llevo 30 km de la maraton y aguantar un ritmo de 5:30 es tolerable, apretar ya no. Una lastima porque podria haber hecho un gran tiempo!!!
Ultima vuelta y ya voy emocionado, pensando en todos los momentos pasados. Voy a ser el tercer ironman naranja y voy pensando en los dos primeros, tantas cosas que me han transmitido y enseñado…
Km 41, ya sonriendo, ya no se sufre, solo se disfruta.
Pienso en mi familia, estoy solo allí, mi equipo se quedo atrás y eso me duele mas que cualquier cosa, pero me abre la puerta a repetir pronto…
Km 42, me desvían a pasarela de meta. Un túnel, oscuro y entro a un pasillo lleno de gradas, luces, pantallas… Y la meta, enorme, ansiada. El speaker dice las palabras mágicas, me da su bendición: “Good job Jose, you are… An ironman” un choque de manos y a la gloria. Viéndome en las pantallas, sintiendo el momento mas emocionante de mi corta vida deportiva. Como siempre, un salto y brazos arriba!!! Lo he conseguido, mi sueño se ha cumplido. Grito de felicidad y lloro de emoción. Muchas cosas pasan por la cabeza, pero solo una perdura. El sufrimiento es momentáneo, la gloria eterna.

image3

 

 

Video

Revisión medica y a cenar, ver compañeros…
Reto conseguido, prueba superada, sueño alcanzado.

image11
Tengo que dar la razón a que son peores los meses de entrenamiento que el día de la prueba.
Por cierto, al final 11:54. Ya tengo nuevos objetivos, bajar eso como sea!!!
Ya hoy pasadas dos semanas, mi cabeza esta fría, pienso arreglar mi rodilla y después ya se vera,,, me gusta la idea de opositar a Hawaii, pero aun mas me gusta la idea de opositar a la media distancia, todo es cuestión de ponerse a entrenar mas y mejor y conseguir tus sueños. Queda claro que si quieres… Puedes!!!!
Un placer compartirlo con vosotros. Gracias a todos por empujarme cada metro!!! Sois grandes amigos!!!

image4

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.