“Hoy todos ustedes serán legionarios…” by @ruben_rdg

Esas palabras estuvieron martilleando mi cabeza durante toda la prueba. Dureza y sufrimiento era lo que teníamos por delante y era por lo que más de 7000 loc@s estábamos allí congregados bajo un sol de justicia.

Pero los 101 son algo más que una prueba de ultrafondo, algo más que 24 horas corriendo o 12 horas en MTB.

Si me preguntáis que son para mí los 101 os diré que son una especie de familia, un estilo de vida, los valores que marcan esta prueba han conseguido impregnar a mi otra vida, esa que todos tenemos lejos de zapatillas y ropa deportiva. Palabras como compañerismo, entrega, generosidad, sufrimiento… deberían de escribirse con letras MAYÚSCULAS cada vez que fueran acompañando a los 101. Deportistas que no conocías con anterioridad y que se convierten durante unas horas en tu mejor amigo, en alguien que no duda un ápice en ayudarte, en bajar su ritmo o expectativas por “tirar” de ti, alguien que te ofrece su última barrita, su último gel…

Y es que los 101 comienzan mucho antes de las 10:30 u 11:00 del segundo sábado de mayo, podría afirmar sin miedo a equivocarme que para el 90% de los que participamos, los 101 de Ronda comienzan instantes después de haber finalizado la prueba ( ya haya sido con éxito o sin él ). Y es que a las pocas horas de cruzar ya empezamos a trazar estrategias para la siguiente edición, analizamos en qué hemos acertado y en qué hemos fallado. y quizás esta sea una de las partes más bonitas de este deporte, el correr mentalmente la prueba, una y otra vez, pensando en que ritmos llevar, donde correr, donde andar, analizar la composición de las mochilas de Setenil y del Cuartel, hacer un listado de todo el material a llevar encima durante la prueba, que zapatillas elegir, que tipo de mallas, calcetines, camisetas…. No es tarea fácil.

Una vez que os he comentado de forma genérica y muy resumida como son para mí los 101, voy a contaros mi experiencia personal de este año por si a alguien pudiera servirle de ayuda.

Las temporada anterior finalizó tras la Ultra Sulayr del mes de Septiembre ( 97 kms y 4650 m D+ ). A dicha prueba no llegué muy bien de forma y totalmente fuera de peso ( 5-6 kgs más que a mitad de temporada ). La ultra fue bien, disfruté muchísimo y me vi con mucha fuerza, muy buenas sensaciones. Después de la misma no paré lo que hubiera debido y la rodilla me dio un aviso, por lo que decidí parar y dejar mi objetivo de buscar el Sub-3 en Maratón para el año siguiente.

En noviembre comenzaron de nuevo los entrenamientos, y asesorado por los grandes profesionales de PR ( Personal Running ) enfocamos la temporada, en la que los grandes objetivos eran la Copa de Andalucía de CxM y los 101 de Ronda, aunque posteriormente y por temas laborales solo pude correr la primera prueba de la Copa. Esta primera prueba ( Trail de los Guajares, 23 de Febrero ) era muy importante para mí, ya que el año pasado la hice en uno de mis mejores picos de forma hasta la fecha, por lo que en 2014 me iba a servir como piedra de toque para evaluar donde estábamos, y el resultado no fue bueno… Buenas sensaciones, pero 7 minutos más que el año pasado… algo no funcionaba.

Y todos sabemos que el Running, al igual que el fútbol, es un estado de ánimo. Cuando te sientes mentalmente fuerte vuelas, y cuando las dudas asoman a la cabeza la sensación es no andar nada.

Después de Los Guajares vendrían la Extreme Filabres Trail ( en Serón, magnífica carrera de montaña a la que pienso volver el próximo año y que os recomiendo a todos ) y la Carrera Africana de la Legión. En estas carreras volví a recuperar confianza y me ví, un poquito mas cerca de los de adelante. En Serón entré el 7 con grandes problemas de ampollas en los dos talones ( mala elección de calzado ) y en Melilla, tras unos primeros 25 kms muy buenos en los que iba entre los 10 primeros, me falló el estómago… pero lo importante fueron las sensaciones, sentirme fuerte, ver muy de cerca a los primeros y tener la sangre fría de saber cual era mi ritmo y lo mas importante, no abandonar cuando el estómago me obligaba a parar cada vez que bebía agua.

Y después de Melilla para Chile, el deber me llamaba y no podía fallar a la empresa, esa que tanto me ha dado. Mi única condición al desplazarme a Chile fueron los 101, y es que los 101 son una prueba muy importante en lo personal, ya que me recuerdan el sentido de la vida, la primera vez que la corrí venía de una operación que me había hecho tambalearme al ver lo frágil que es la existencia y lo injusta que puede llegar a ser la vida… pero salí, salí adelante, como no podía ser de otra forma, SUFRIMIENTO y DUREZA. El día que dejemos de pelear y sufrir ya no pintaremos nada por aquí.

Este último mes en Chile he podido entrenar bien y descansar bien, cosa que me faltó el año pasado, en el que tenía que sacrificar horas de sueño por horas de entreno. La alimentación no es ni de lejos todo lo variada y equilibrada que debería ser para un deportista sometido a tanto desgaste, pero bueno…. ( aquí es cuando os recomiendo que leáis “Que tus alimentos sean tu medicina”, recomendado por mi gran amigo J.I. García, y que me ha hecho ver la alimentación desde otra perspectiva ). En este mes he hecho 3-4 salidas por encima de los 2000 metros de altitud, llegando hasta los 3600. A esa altura aún no se nota en demasía la falta de oxígeno, pero aún así son un entrenamiento exigente, tanto de fuerza física como mental ( imaginaros 5 horas corriendo por una carretera de desierto sin ver a nadie, y cuando digo nadie quiero decir nadie… El desierto y yo, yo y el desierto… Me siento afortunado de poder estar 5 horas en soledad, sin móviles, sin distracciones, 5 horas en las que puedes descubrir tu auténtico yo,  poner en orden tus pensamientos, tus sentimientos, admirar los paisajes que recorres, imaginar que hace cientos de años por allí transitaban viajeros, sin los medios de hoy día, preguntarte una y otra vez como es posible ver fósiles marinos a más de 3000 m. de altura…

Durante las 2 últimas semanas he repasado mentalmente los 101, cada cuesta, cada pueblo, cada avituallamiento… he analizado cientos de veces que zapatillas ponerme, la necesidad o no de acarrear el peso del Camel.Back durante 101 kms… esta es mi parte favorita de las carreras, su preparación… y aquí es donde tengo que dar las gracias a mi capitán, mi gran amigo Juan Carrillo, siempre dispuesto a ayudarme con la logística y a perder horas de su tiempo analizando mis tablas de tiempo para ver que ritmo podía ser el mejor en cada momento para llegar a nuestro objetivo, el SUB-11.

Durante toda la semana daban una previsión de temperatura de unos 30 grados en Ronda, esto en principio era una gran noticia para mí, puesto que el calor me va bien, o mejor dicho, no me va tan mal como a la mayoría… y acertaron, pero se quedaron un poco cortos, ya que hubo tramos en las que se sobrepasaron los 35ºC.

Empezaré mi crónica de los 101 desde la salida de la prueba a las 11:00. Como he comentado al principio, las palabras “Hoy todos ustedes serán legionarios” se me grabaron a fuego, estaba convencido mentalmente que iba a sufrir, que iba a darlo todo y que tenía el enorme orgullo de ser “legionario por un día”.

 

IMG-20140515-WA0037 IMG-20140515-WA0039 IMG-20140515-WA0041

La salida fue un poco atropellada, pulsaciones disparadas por la emoción, gente que se coloca en las primeras filas y hace el recorrido andando…. Nada más salir, vi a mi mujer con mis dos niñas, que en principio no iban a ir a Ronda, pero dadas las circunstancias de mi trabajo en Chile vinieron a disfrutar conmigo cada segundo de la prueba.

Una vez superado el embudo me marco un ritmo de 4:45 min/km, ritmo que según mi tabla de tiempos podía mantener fácilmente hasta el km 30. Lo mantengo fácilmente, saliendo del bucle Ascari-Navetas ( paso por el túnel ) en la posición 22. En el km 27 paro un momento a abrazar a mi mujer y mis niñas que están allí esperándome, y prosigo con la fuerza que los ojos de ilusión de mis niñas me dan… esa es la mejor parte del recorrido, me pongo a llanear, buscando Arriate a 4:30 min/km, muy cómodo de ppm ( unas 145-150 ), y voy adelantando a corredores. Empiezo a darme cuenta de que si no pasa nada raro y soy inteligente, puedo hacer algo grande ( al principio de la carrera algo grande era hacer TOP-100 ), sigo mi ritmo y llego a Arriate muy bien de fuerzas ( tanto que Carrillo, Cristina y Jose no les dio tiempo a verme porque me adelanté a la hora prevista de llegada ), pero decido conservar y subo la cuesta andando, a buen ritmo, pero andando.

Entre los kms 40-60 simultaneo tramos corriendo ( a 5:00 min/km ) con tramos en cuesta andando, para sacar una media aproximada en esos 20 kms de 6 min/km. Me he plantado casi sin quererlo en el km 60 en 5h 44 min., y con mucha energía aún en las piernas.

Del 60 al 70 tenemos la que hasta esta edición era mi talón de Aquiles de la prueba, la subida hasta Setenil, y de Setenil al Cuartel, pero este año estaba fuerte y supero esos 10 kms en poco más de 1h15min., salgo de cuartel muy bien, con mucha fuerza y mucha confianza en mis piernas, tanto es así que lo hago en la posición 9. Aquí cometí a mi juicio, uno de los 2 fallos que tuve, salir demasiado rápido y no pararme a comer lo suficiente. En la salida estaba todo mi “club de fans”, mi mujer, Juan, Cristina y Jose, quisieron darme agua fresquita y comida, pero apenas cogí una galleta por cortesía y seguí adelante.

IMG-20140515-WA0035

En la subida a la Ermita me pasó lo opuesto a la cuesta de Setenil. Esta subida es una subida que me gusta, que en las dos ediciones anteriores he hecho más del 50% corriendo, y en esta ocasión la hice completamente andando, ya que tuve un bajón, que me hizo temer por el abandono, no llegó a ser mareo, pero poco le faltó… Paré 2 minutos, respiré, volví a repasar mentalmente todo lo que significaba Ronda y que si era legionario por un día, debía comportarme como tal, y así lo hice… Acabé la subida a la ermita andando, respirando, y oxigenando la musculatura y la mente. Bajé con precaución hasta el avituallamiento de Benaoján, bebí agua, llené el bidón del camel, me comí una barrita y ya completamente recuperado empecé la bajada ( a 5 min/km ).

Las dos siguientes subidas ( las que introdujeron en 2013 por primera vez ) las hice bien, aunque un poco conservador por miedo a sufrir otra pájara. Una vez superada la segunda, y a falta de apenas 10 kms para meta, ya sabía que no iba a fallar, así que apreté para acabar de exprimir la energía que me quedaba. En este tramo decidí tomarme uno de los 2 geles que llevaba en el Camel para momentos de bajón fuerte ( y que al final no me había tomado por miedo a que el estómago respondiera mal ).

Hice la bajada hasta el Tajo a muy buen ritmo ( algún km por debajo de los 5 min ) y buscando un hueco que me permitiera llegar a meta con tranquilidad para poder hacer la entrada acompañado de mis niñas sin la preocupación de tener que ganar o perder algún puesto.

El último km hasta la Alameda fue pletórico, los gritos y ánimos de la gente que abarrotaba las calles de Ronda me dieron la energía que necesitaba para poder hacerlo por debajo de los 4 min. Y así entré en la Alameda, mirando a todos lados, buscando a los pilares de mi vida, mi mujer y mis niñas ( aunque la pequeña se quedó dormida y no pudo ir a la meta ), y allí estaban, junto a la meta, corrí a abrazarlas y entré con la mayor en META… su sonrisa no tiene precio y por sí misma valen esos 101 kms y otros tantos más. Entrevista del gran @chitoronda al entrar en meta a mi niña, que no podía creerse lo que estaba viviendo.

 

IMG-20140515-WA0042

 

Al final posición nº 15 en 11h 01 min., con margen de mejora para el año que viene y errores por pulir.

Os pongo las tablas resumen de tiempos, ritmos y ppm por si a alguien puede servirle :

20140515_194059

20140515_194222

 

20140515_194233

 

 

Material Empleado

Zapatillas : Salomon Sense Mantra ( espectaculares durante toda la prueba )

Malla : Salomon – Exo Wings Twinskin ( ningún problema con ellas )

Camiseta : Inverse 101km Camiseta m/c 2013 ( camiseta de los 101 del año 2013, Intersport Ronda ).

Mochila : Waterpack Raid Runner 2L Pack de Raidlight ( buen ajuste y pocas vibraciones en la carrera, gran capacidad ) + Bidón en cinturón de 700 ml.

Calcetines : Lurbel

Otro equipamiento : GPS Garmin 910 XT, gorra kalenji y gafas

 

 

Contenido Camel-Back

1.5 l. Agua + Vitarade con Electrolitos ( bebida con carbohidratos y sales )

2 Geles….

Gominolas Victory Endurance…..

1 Bolsita con Frutos Secos

1 Bolsita con Vitarade para disolver en agua

Pasaporte

Frontal

 

Aspectos a Mejorar para 2015

Contenido Camel ( reducir peso, ya que llegué a meta con 3 kgs de peso en la espalda. Opción de dejar el Camel en el Cuartel ).

Alimentación : mejorar alimentación durante la carrera.

 

IMG-20140515-WA0038 IMG-20140515-WA0036 IMG-20140515-WA0040

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.